Zeberiam

Zeberiam.jpg
Zeberiam
Raza Humano Fuerza 14/15.
Deidad Zorak Zoran Destreza 14.
Alineamiento Maligno. Constitución 14.
Cultura Cultura Nómada. Inteligencia 12.
Región Pent. Intuición 14.
Clase Luchador/Aventurero. Carisma 12.
Magia Magia Espiritual.
Build [1].
Puntos de Vida 70 Fortaleza 8
Capacidad de Combate 4 (Arcos 7) Reflejos 7
Puntos de Magia pm Voluntad 3
Estilo de Juego {{{Estjue}}} Habilidades Supervivencia


- !Ja!, !Sin piedad! - *gritando de forma socarrona mientras asalta a los bandidos

Contenido

Descripción

Zeberiam es descrito como un hombre de mediana estatura, pero de amplias espaldas que lleva alargados cabellos rozando sobre sus hombros. Su rostro carga unos rasgos muy marcados, de pómulos encendidos, ojos oscuros cargados de arrugas y cejas espesas que le dan una apariencia malhumorada y ceñuda. Su nariz aguileña tiene marcas de haberse quebrado en más de una ocasión y se pierde en una densa barba rizada pero canosa. A simple vista parece fuerte, dado su constitución robusta, destacando sus fuertes y peludos brazos llenos de cortes y cicatrices. Zeberiam tiene una voz grave, rota por el abuso del alcohol y socarrona, dando la sensación de que todo le divierte, hasta el punto de reír atronadoramente en momentos de verdadero peligro. La naturaleza de Zeberiam es evidente al viajar con él, un sibarita consumado adicto a las experiencias fuertes y con un sadismo por ejercer dolor a sus enemigos si la ocasión lo requiere. Es conocido por sus arranques de ira y no es raro que cause alboroto cuando viaja con más personas o en una simple taberna, respondiendo con la violencia si se siente amenazado o insultado. Zeberiam destaca por llevar el mejor equipo que se pueda permitir, desechando armas de naturaleza primitiva y de su tierra, sintiendo especial predilección por las protecciones procedentes de las provincias Lunares, que dejan descubierto sus brazos para usar mejor el arco o la lanza.

Historia

Zeberiam nació con la sangre de los Yanatan, antiguos descendientes del Pueblo Cebra y seguidores del Gran Espíritu que cabalga las planicies. Su vida como la de los suyos era predecesora de las llanuras, como cualquier pueblo nómada, aprendiendo antes a montar a caballo que a mantenerse en pie. Con pocos años Zeberiam mostró un gran talento natural para manejarse entre los caballos y dominar las estepas. De niño ayudaba a su pueblo a guiar el ganado bajo la vigilancia de su pueblo y años más tarde, pero para Zeberian aquello nunca era suficiente, siendo cada vez más temerario en realizar peligrosas escapadas a lomo de su corcel. Zeberiam sobrepasó todas las expectativas de su clan en el rito de madurez, al cazar a un gran felino gracias a desgastarlo hasta darle muerte. En ese momento, mientras disfrutaba de los festejos se dio cuenta de que era capaz de hacer grandes cosas, y lo más importante para él, adquirir fama y gloria. Esos sentimientos lo volverian con los años de carácter agrio y ambicioso.

Sus habilidades le hicieron ganarse cierto renombre entre las demás tribus, participando entre comunidades hermanas en una competición llamada “Crachaim”, que consistían en carreras a caballo, un deporte muy popular que era reconocida por ser una prueba de reconocimiento, honor y valentía. Zeberiam destacó durante varios años como jinete, pero con el tiempo comenzó a ser pasto del hedonismo, la fama y las mujeres, convirtiendo al joven en alguien sumamente engreído y de cólera explosiva cuando no le facilitaban sus demandas. Cuando sus años de juventud comenzaron a extinguirse Zeberiam sufrió la vergüenza de la derrota por miembros de otras tribus más capacitados, hasta el punto que preso de la ira, y en mitad de una encarnizada pelea por asumir el liderazgo empujo cruelmente a su rival lanzándolo por un barranco rocoso, destrozando sus huesos entre los filosos peñascos. Aunque los Yanatan cubrieron el suceso como un accidente, el consejo de ancianos le recomendó viajar un tiempo para encontrar respuestas de sus acciones. Zeberiam herido en su orgullo, acepto, pues sintió la repulsa entre los suyos.

En sus viajes, Zeberiam se relaciono con diferentes grupos de asaltantes que fueron en su día testigos de sus hazañas. En ese tiempo Zeberiam saqueo todo tiempo de caravanas, encontrando placer en su nueva forma de vida, hasta el punto de abrazar las belicosas costumbres de sus caciques, seguidores del culto a Zorak Zoran. Los rumores de sus acciones pronto recayeron en los grupos coloniales del Imperio Lunar. Los últimos años Zeberiam fue contratado como avanzadilla para disuadir a los pueblos Pentanos de su rendición ante el inexorable paso de la colonización imperial. Para Zeberiam fueron sencillamente años gloriosos, donde aquellos que lo humillaron se postraban ante sus pies y los de los Imperiales, ganando fama de guerrero consumado, incluso siendo invitado a las provincias del Imperio Lunar para disfrutar de los placeres de sus merecidos méritos. Finalmente, regresó a su pueblo, con esclavos, tesoros, una dote para contraer matrimonio y comprar su puesto en el consejo, pero sin lugar a dudas Zeberiam jamás medito las consecuencias de tales acciones y cómo sería tratado por los suyos. Los Yanatan lo juzgaron como traidor a las tradiciones y enemigo de sus pueblos hermanos, condenando bajo severos castigos el hablar del joven jinete en las historias de su pueblo. Un enjoyado Zeberiam incrédulo de lo escuchaba recrimino la estupidez de su gente y de encerrarse en unos principios que solo les generaba miseria, pero no pudo seguir hablando cuando fue amenazado de muerte por los propios guerreros de su pueblo. Humillado, marchó desterrado hasta matar a su montura del esfuerzo, vendiendo sus posesiones para alejarse de esa tierra maldita, pasaje que daría lugar a viajar a La Isla de los Grifos.

Consejos e Interpretación

Tienes un ego desmedido, considerándote por encima del resto. Aun conservas parte de la cultura de las estepas por añorar los espacios abiertos y dormir en el raso, pero ahora es solo un recuerdo debido a haber visto mundo y por lo tanto eres capaz de distinguir las limitaciones de tu cultura o la de los pueblos más primitivos. Alardeas de guerrero de honor pero lo cierto es que eres traicionero y despiadado. Eres de ira incontrolable y cuando la palabra gana terreno lo resuelves a base de violencia y sangre, pues no toleras que te humillen delante de los demás. Zeberiam es un recurso de personaje que puede trabajar en cualquier cosa, mayormente como mercenario pero también como bandido, ya que no tiene escrúpulos en hacer cualquier cosa por una muestra de reconocimiento, sirviendo como recurso para acceder a los grupos.

A motor nos encontramos un personaje muy versatil, enfocado en combate y con valores de esquiva decentes para su nivel. Hemos invertido puntos de talento para que Zeberiam pueda ser de ayuda tanto en combate cuerpo a cuerpo, usando lanza y escudo, como a distancia. Como acompañamiento, sus niveles de Aventurero nos permiten ampliar su repertorio de habilidades, concretamente basadas en Supervivencia potenciando un rol de exploración. Por historia le hemos añadido el idioma Peloriano para dar un toque de color al interactuar con esta cultura, creando todo tipo de situaciones atípicas y como interprete entre culturas. El único inconveniente de esta construcción es que esta poco centrada y en un futuro deberá especializarse, pero sirve perfectamente para la integración en el juego, explorando varios aspectos de La Isla de los Grifos.

Progresión de Personaje

Zeberiam ha podido comprobar con desagrado que las monturas están vetadas por culpa de los peligrosos Grifos, así que resignado ha tenido que adaptarse. Retomando sus viejas costumbres ha buscado trabajo para un noble proveniente de los Sultanatos de Dara Happa. Tras ofrecerle una esclava , de nombre Yashimin para aprender el idioma, Zeberiam ha aprovechado el tiempo para adaptar sus habilidades como explorador, ayudando como batidor y guia. (Nivel 3 ).

Cansado de las comodidades y espoleado por el ansia viajera, Zeberiam ha cambiado de aires, acompañando a una tribu nómada cuya rivalidad por unos territorios fértiles le ha dado oportunidad completa de ofrecer sus servicios, esta vez, como guerrero. Durante medio año, Zeberiam ha combatido en primera línea, dependiendo cada vez más de escudos y armaduras más pesadas. Las confrontaciones le han dado cierto prestigio, así que Zeberiam se mantendrá una época ligado a estos hombres, para que, en el momento adecuado pueda matar a su líder y hacerse con el liderazgo. (Nivel 4)

Progresión de Ficha del Personaje



Sugerencia para invertir Puntos de Talento de “avance” gastando Puntos de Rol

A continuación explicaremos diferentes posibilidades para dar a Zeberiam distintos caminos o aspectos.

Un camino accesible para el personaje es potenciar nuestras cualidades en combate a distancia. Para ello, nos concentraremos en el Árbol a Distancia, subiendo por la rama de Aventurero la habilidad de Sigilo y potenciando el daño con los talentos de Furtivo I, II y III.

Otra posibilidad es fortalecer el personaje en cuerpo a cuerpo. Para ello, deberemos invertir nuestros talentos en el Árbol de Protecciones, especialmente en mejorar nuestro escudo para centrarnos en los talentos de Cobertura II y III. Como complemento, esta vez en daño, tanto Ataque Poderoso, Hendedura y Especialización con Arma Melee nos darán la capacidad ofensiva que nos falta.