Darakan

Darakan.jpg
Darakan
Raza Humano Fuerza 15/16.
Deidad Hsunchen(Lobo) Destreza 12.
Alineamiento Bienhechor. Constitución 15.
Cultura Cultura Primitiva. Inteligencia 12.
Región Asentamientos Hsunchen. Intuición 12.
Clase Luchador / Chamán]]. Carisma 12.
Magia Magia Espiritual.
Build [1].
Puntos de Vida pv Fortaleza 7
Capacidad de Combate 3 (Hachas 5) Reflejos 1
Puntos de Magia pm Voluntad 4
Estilo de Juego {{{Estjue}}} Habilidades Ninguna destacable



-Soy Darakan del pueblo de los Telmor, ahora estas a salvo mujer, los enemigos que te asolaban han huido. -

Contenido

Descripción

Darakan es un hombre joven, de cabellos largos y rostro serio, cuyos rasgos tienen similitudes con el Pueblo de los Telmor de forma mas pronunciada que sus otros hermanos, reflejado en unas orejas ligeramente puntiagudas, colmillos prominentes o un mentón que sobresale hacia afuera, así como una nariz, aunque fina, cargada de arrugas. Tiene una mirada ambarina, que aunque exótica no es intimidante y que refleja una misteriosa tristeza. Aunque parece joven, lo cierto es que su edad engaña, pues se acerca a la treintena, quizás debido a parte de la maldición que porta y que en ciertas noches, le hace convertirse en un inmenso lobo de pelaje negro, que no reconoce aliados de enemigos. Darakan es un hombre valiente, que no se corta en decir las cosas a quienes se las merezca y que aun siendo serio, conversa un espíritu juvenil y viajero. Cuando la confianza se lo permite, habla de las leyendas de su pueblo, asi como del motivo de su viaje y que en sus palabras se refleja el sentimiento de culpa por si daña de forma involuntaria a quien no debe. Aun así, Darakan afronta la vida con orgullo, pues es el sendero el guerrero honorable y cada acción que haga en estas tierras representa a su pueblo, el cual jamas deshonrara voluntariamente.

Historia

Acércate a la hoguera, hombre de las murallas y se testigo de mi historia, de por que mi cuerpo esta marcado por la sangre de enemigos que no puedo recordar y mi espíritu se encuentra manchado de las cicatrices de un pasado incierto, cuyo viaje me ha traído hasta este lugar, bajo la vergüenza que cargan mis hombros. Mi historia se remonta a la antigua leyenda de Tanoch, donde el pueblo lobo todavía aúlla con fuerza en la noche y está orgulloso de sus raíces guerreras. Nuestros antepasados lobos se alejaron de la tierra maldita de Telmoria, pues no nos dejamos engañar por las palabras del hombre dorado y escogimos la libertad de decidir ser libres. Aun así, mi pueblo fue débil, pues acogimos a lo que se conoce como “Wendaya”, un colmillo errante, sin saber de su pasado. Wendaya era un guerrero poderoso, mato a muchos en nombre de los Tanoch y fue un héroe honorable, pero también temido, pues era un hijo de la Rabia, y la Rabia muchas veces muerde a nuestros propios hermanos en la batalla.

El linaje de Wendaya perduró en los descendientes de Tanoch. Con el tiempo algunas de nuestras crías cuando alcanzaban la madurez y los ritos de paso eran consumidos por la rabia. Muchas veces era necesario matarlas paar trsiteza de mis hermanos, en otras ocasiones sufrían el destino de Wendaya y se exiliaron fuera de la manada. Soy hijo de los Tanoch, sus guerreros me enseñaron a buscar la caza, a luchar por nuestro territorio y a proteger nuestras crías. De los ancianos descubrí que el mundo de los espíritus está próximo a nosotros y que debe de ser respetado, los chamanes me enseñaron a protegerme de los espíritus malignos y a sanar el cuerpo. Ellos vieron que era un Guerrero Totémico y me pusieron pruebas para ser digno a nuestros ancestros, bebí junto a ellos y baile junto a los espíritus, me sentí feliz y honrado por el conocimiento que me mostraron.

Pero también vi en sueños el rastro de Wendaya y de cómo en extrañas noches, la rabia se apoderaba de mí, y me llamaba a devorar carne y entrañas, pero cuando me di cuenta de ello, fue demasiado tarde. Mi propio hermano estaba bajo mis garras y sus entrañas, todavía humeantes, dentro de mis fauces. Pedí muerte, pero los chamanes me la negaron y me hablaron, pues nadie había visto en rastro de Wendaya en todo este tiempo, siendo un hijo de la rabia y quizás fuera posible sanar mi espíritu, comprender la maldición y derrotarla. Si, hombre de las murallas, me exiliaron y por eso te hablo ahora, pero no estoy derrotado, no siento odio por ello, sino que admito mi culpa y enmendare con mi vida, a traves de mis acciones los errores de mis hermanos consumidos por la maldicion. Soy un guerrero honorable y lucharé, restableceré nuestro honor, combatiré a la Rabia, encontraré las respuestas del sendero de Wendaya en estas tierras o moriré orgulloso en el intento.


Consejos e Interpretación

Darakan representa el ideal de guerrero valiente, de corazón noble y temerario en sentimiento de ayuda. Al pertenecer a un pueblo primitivo no conoce las costumbres de los civilizados ni se deja someter por sus conspiraciones o intrigas. Por otro lado su "maldición" recae en una transformación no controlada en un lobo sanguinario, muy diferente de el cambio de forma pacifico del Pueblo de Telmor en Runequest y que se asemeja a los mitos cinefilos del "hombre-Lobo". Parte de la busqueda de Darakan es quitarse esa maldición o controlarla de forma pacifica, la cual lo llevara a relacionarse con diferentes grupos y forjar amistades y alianzas para ello, pues valorara la confianza que le ofrezcan.

A motor nos encontramos un personaje el cual sabe defenderse solo de los peligros, gracias a sus niveles de Luchador. Sus puntos de impacto adicionales gracias a los talentos de Dureza y su ataque elevado conjunto con [[[Ataque Poderoso]] lo hacen ideal como ayuda en los grupos. Gracias a sus niveles de Chamán, Darakan dispone de habilidades para sobrevivir en entornos salvajes, junto con algunos conjuros espirituales para sanar. Por ultimo, hemos invertido puntos de Talento en el Árbol de Transformación

Progresión de Ficha del Personaje

Darakan ha optado por unirse a un grupo que considera valiente como él, una partida de guerra Orlanthi. Gracias a ellos ha adquirido nociones de combate, mas allá de sus habilidades primitivas y se ha endurecido combatiendo a diferentes enemigos. Finalmente, se ha ganado su amistad así como ha sido aconsejado por un Acólito de Lhankor Mhy para que visite unas antiguas ruinas, donde se encuentra los restos, así como hombres sabios que puedan ayudarle, descendientes como el mismo Darakan, del pueblo de los lobos, (nivel 3).

El viaje al antiguo cementerio Telmory ha sido para Darakan una experiencia dura. Su significado ha ido mas allá de una travesía, combatiendo el camino de la Rabia dada la conexión del lugar hacia la desesperación y la muerte de sus hermanos lobos. Darakan perdió el control en mas de una ocasión, pero aprendió de sus errores y comenzó a fortalecer su mente para evitar que la rabia dañase a sus seres queridos. Finalmente, tras sobrevivir y aprender como hacerlo en un lugar con los recursos tan limitados encontró un antiguo poblado, donde el único superviviente era una mujer llamada Frayan Garra Veloz. Gracias a ella aprendió a comunicarse con los espíritus de la sanación, así como a comprender mejor su maldición. En ese tiempo, Darakan la ha protegido contra los espíritus malignos, como muestra de sus buenas intenciones, prometiéndole, si así ella lo deseaba, que cuando su viaje acabe, regresara junto a ella (nivel 4).

Progresión de Ficha del Personaje

Sugerencia para invertir Puntos de Talento de “avance” gastando Puntos de Rol

A continuación comentaremos varias posibilidades para complementar el personaje, gracias a los Puntos de Talento de “avance”.

Puede que Darakan comience a madurar en su desarrollo hacia el "Sendero de la Rabia", controlando su cambio involuntario y fortaleciéndose junto a este. Para ello, los talentos mas adecuados serán Furia y Furia Extendida así como el Talento de Hendedura, así como mejorar nuestros puntos de impacto con el Talento de Salud III.

Otra posibilidad es mejorar nuestras habilidades. La mejor opción sera invertir Talentos en Árbol de Transformación.