Warkuz [rambeja]

Historias, relatos e información de los aventureros de la Isla.
Rambeja
Iniciado
Mensajes: 21
Registrado: 24 Ago 2017 15:28

Warkuz [rambeja]

Mensajepor Rambeja » 31 Ago 2017 21:00

[cuenta]rambeja[cuenta][personaje]Warkuz[personaje]

Nombre conocido: Warkuz
Raza: Humano
Sexo: Varón
Edad aparente: Sobre la treintena
Dedicación aparente: Nadie sabe muy bien que hace este recien llegado. Se le suele ver por los bosques, aparentemente recolectando bayas, hierbas y otras plantas asi como cazando alguna que otra pequeña presa mientras va adentrandose mas y mas entre los arboles como si buscase algo que nunca encuentra. Siempre acompañado de su inseparable jabalí Gnarla.

Imagen

Descripción:

Warkuz es un hombre de mediana estatura, rondando el metro ochenta y de complexión normal. Moreno, de ojos verdes y piel palida, se le puede reconocer por ir con ropajes simples hechos en piel, una capa harapienta y usar la cabeza de alguna presa a modo de capucha.

Siempre lleva consigo varias bolsitas en las que guarda diferentes tipos de plantas, polvos y fetiches.

Pese a ser reconocido a simple vista como un chaman, a diferencia de estos, no recela de las ciudades o pequeñas urbes ni es tan prudente como sus semejantes. De hecho, se podria decir que llega a ser incluso amistoso y burlon en ocasiones cuando mantiene alguna conversación.

Por lo general, es de caracter tranquilo y aunque en ocasiones parezca dudar o calcular los beneficios que le aportaria prestar su ayuda, no es mas que un mero espejismo, y suele aceptar siempre que pueda aprender algo o no vaya en contra de sus creencias. De hecho, se podria decir que es casi lo unico que le suscita algun interes, el conocimiento y las historias que va encontrando en el camino.

Si bien es mas cercano con los demas que el resto de chamanes, mas huraños y distantes, es incluso mas terco e irascible que estos cuando se siente ofendido o es espectador de una afrenta a sus creencias o forma de vida, momento en el cual sus ojos verdes comienzan a tornarse color fuego y a su alrededor comienza a arremolinarse aire caliente con cierto olor a azufre.

Siempre va acompañado de su fiel amigo Gnarla.

Rambeja
Iniciado
Mensajes: 21
Registrado: 24 Ago 2017 15:28

Trasfondo

Mensajepor Rambeja » 01 Sep 2017 17:58

[cuenta]rambeja[cuenta][personaje]Warkuz[personaje]

Historia:

Warkuz nació en un pequeño poblado de Wenelia. Pesea lo conflictivo de la zona, su gente habia formado una comunidad tranquila y pacifica, donde rendian culto a la diosa Ernalda.

Estaban dirigidos por la gran matriarca del clan y su séquito, las cuales organizaban toda la aldea y se encargaban de inculcarle los valores adecuados a todos desde bien jóvenes.

Así creció Warkuz, entre campos de cultivo, paz y una visión apacible de lo que le rodeaba.

Pero todo esto cambió de repente. Una noche, tendria 10 u 11 años, su pueblo quedó reducido a cenizas en apenas unas horas. Una de las multiples tribus de la zona, decidio que era más facil y productivo robar, matar y violar a una población mayoritariamente matriarcal, que labrar su propias tierras, cazar o tener que hacer pillaje en tierras mas peligrosas.

Warkuz estaba durmiendo cuando escucho los primeros gritos, se levantó de un sobresalto y empezó a ver como el humo y el fuego se iban extendiendo rapidamente entre las viviendas. Rápidamente desperto a su hermana y fueron corriendo a la cocina, donde pensaba que estarian su padre y su madre. Pero ya era demasiado tarde, su padre yacía en el suelo degollado y su madre se desangraba mientras miraba sus propias visceras. En la puerta, un orlanthi colosal bloqueaba la salida.

Vio a Warkuz y su hermana. De un golpe mandó a Warkuz a la otra punta de la habitación y cogió a la hermana por el cuello.


- "Tu y yo nos vamos a divertir un rato, jeje, espero que dures mas que tu madre

Warkuz intentó golpear al orlanthi, pero en su lugar, se llevo otro empujón que lo estampó contra la pared. Al levantarse, salió por la puerta intentando hacer cualquier cosa por liberar a su hermana, pero lo que alli vió se le quedó grabado para siempre. Todo su pueblo estaba en llamas, todos los animales habian sido sacrificados, los hombres habian sido apilados y estaban empezando a arder en una gran hoguera. Las mujeres que seguían vivas, solo podian gritar sabiendo cual sería su destino.

Ante esa visión, solo tenia 2 opciones. Intentar inutilmente luchar y seguir el mismo destino que el resto de su pueblo, o huir lo mas rapido que pudiese.

Optó por la segunda opción y huyó hacia el bosque, corrio y corrio sin parar ni mirar atrás, hasta que sus piernas no pudieron mas y los gritos dejaron de oirse.

Cuando por fin recupero el aliento, penso en sus actos. Había dejado atrás a todo su pueblo. Si, ya estaba perdido y poco mas podria haber hecho mas que aguardar una muerte segura, pero ahora, se encontraba en mitad del bosque, de noche, a oscuras y no era más que un crio...



El segundo renacer:

Se giró una vez mas, entre los arboles podia verse la columna de humo de lo que habia sido su hogar hasta ahora. Al darse la vuelta su rostro de descompuso, todos los musculos de su cuerpo se tensaron y el pánico se apodero de su cuerpo.

Al menos 3 docenas de jabalies permanecian impasibles mirandolo. Justo delante de el, habia uno jabali de tamaño descomunal. Era canoso, casi blanco completamente y estaba tuerto, sin duda, de alguna de las incontables peleas en las que se habría enzarzado.

Cuando ya se daba por muerto, el gran jabali se le acerco, lo miro con semblante desafiante, lo olio, y acto seguido, como si no fuese consciente de su presencia, siguió caminando de frente empujandolo con el lomo a su paso. El resto reanudo la marcha justo tras él.

Sentado en el suelo vio como todos pasaron delante suyo. De repente, noto como algo le empujaba por la espalda. Al girarse, vio un pequeño jabato que lo empujaba, como incitandole a levantarse y seguirlos. Al principio dudo en que hacer, pero quizas el estar solo en mitad del bosque, o puede que los cada vez mas insistentes y dolorosos cabezazos de la pequeña bestia le hicieron ponerse en pie y seguir al grupo.

Asi pasaron los dias. Las bestias parecian actuar como si no existiese, no le atacaban pero tampoco parecia molestarles su presencia. Cuando paraban a beber, comer o dormir, alguna vez le pareció ver a la gran bestia mirarlo de reojo, como comprobando si aun seguia alli.

Dos semanas mas tarde, mientras dormía apaciblemente recostado en un arbol, noto como algo lo zarandeaba. Abrió los ojos asustado y dio un fuerte grito. Justo delante de el habia una imponente figura. Un hombre de gran poderio fisico, grande como ningun otro hombre al que hubiese visto antes y la tez visiblemente curtida por los años, el sol y las inclemencias.


- "Tu, levantar y venir"

- "¿Quien eres?" - Pregunto con apenas un hilo de voz

El hombre lo agarro de los hombros y lo puso en pie como si fuese una pluma

- "Tu, ven" - Volvio a repetir, aunque esta vez con voz mas severa, lo cual hizo que Warkuz empezase a caminar sin abrir la boca.

Despues de unos 10 minutos caminando, se pararon en un claro. Alli se giro y se sento, esperando a que Warkuz hiciese lo pripio.

A la luz de la luna, Warkuz pudo ver la gran cicatriz que recorria la cara de aquel hombre. Le recorria desde la frente hasta el pomulo derecho, siendo visiblemente el hecho que lo habia dejado tuerto. Fue entonces cuando el joven empezo a darse cuenta de quien era aquel hombre.


- "Los espiritus han hablado, nos has seguido y has sobrevivido durante varios días, ahora, debes servir a la tribu. No hay mucho tiempo, asi que calla y escucha atentamente"

Durante un par de horas, Warkuz escucho atento todo lo que el viejo chaman le decia. Le hablo de la historia de la tribu y de la maldicion que padecian.

Cuando terminaron de hablar volvieron a la arboleda. Estaba acomodandose de nuevo en el arbol cuando un niño se planto frente a el.


- "Gnarla" - Decia mientras se daba un par de palmadas en el pecho

- "¿Como dices?"

- "Gnarla" - Volvio a repetir el muchacho mientras esperaba una contestacion por parte de Warkuz.

- "¿Te llamas Gnarla? Yo soy Warkuz" - El muchacho sonrio y se fue.

Mientras intentaba dormir de nuevo, no paraba de darle vueltas a lo que el viejo chaman le habia dicho.

Hace generaciones, a nuestra tribu, antes gloriosa y repetada, le fue impuesta una maldicion. Al principio, los chamanes y miembros mas inspirados lo tomaron como una bendicion del gran Mralot, pero con el tiempo descubrieron que no era para nada como ellos habian pensado.

Cada vez nos era mas dificil mantener nuestra forma de 2 piernas, todos lo tomaron como una señal de que por fin nos uniriamos al gran Jabali, pero en vez de eso, cuanto mas tiempo pasabamos en nuestra forma animal, mas violentos nos volviamos, no eramos capaces de distinguir entre amigo o enemigo y eso nos fue debilitando.

Cada vez se nos hacia mas dificil hablar en la lengua de los mercaderes y otros pueblos, mas dificil resolver los problemas con otras tribus, hasta que al final, perdimos la capacidad de hablar y de razonar. Solo los grandes chamanes a traves de las enseñanzas de una generación a otra hemos sido capaces de mantener el conocimiento de las antiguas lenguas y de resistir un poco mas el instinto animal que cada vez es mas poderoso en nosotros.

Ahora, apenas podemos mantener esta forma durante unas horas. Nos es imposible relacionarnos con otras tribus y pueblos, lo que nos hace cada vez mas dificil sobrevivir.

Tu no has nacido en la tribu, no estas marcado, asi que vas a encargarte de lo que nosotros ya no podemos.

No se te atacará, te dejaremos estar con nosotros pero de ti depende sobrevivir. Deberas aprender a vivir con nosotros y si no cumples tu parte seras desterrado


Duras palabras que en ese momento no alcanzaba a comprender hasta que punto condicionarian el resto de su vida. Así, pensando en ello, se quedo dormido.

A la mañana siguiente no quedaba rastro de humano alguno, solo jabalies donde quiera que mirase.

Así fueron pasando las semanas, aprendiendo a buscar comida y agua, a protegerse de las inclemencias y, cuando era posible, reunirse con el chaman para aprender cosas olvidades hacia mucho tiempo.

Las semanas se convirtieron en meses y los meses en años. Warkuz ya se habia convertido en un hombre. Habia aprendido a cazar, a recolectar hierbas y raices para crear ungüentos con los que curaba las heridas de su tribu. En ocasiones, cazaba y visitaba las aldeas y pueblos cercanos para cambiar las piezas por cualquier cosas y asi evitar que los cazadores se adentrasen en el bosque, poniendo en peligro a su nueva familia.

Llegado el momento, el chaman le regalo un fetiche y le inicio en los antigüos caminos de los espiritus del fuego. Al principio, solo era capaz de calentar un poco aquello que tocaba, despues a crear pequeñas chispas, ahora, con la concentracion suficiente y usando sus fetiches, podia crear pequeñas llamas con las que jugueteaba entre sus manos durante apenas unos minutos.

Al mismo tiempo, Gnarla, que tenia mas o menos su edad, se habia convertido en un gran y fuerte jabali. Era muy testarudo, lo cual le habia llevado a varios encuentros con Warkuz, mas tranquilo y apacible, aunque eso no habia evitado que se convirtiesen en buenos amigos.

La tribu, que apenas rondaba los 40 miembros, habia pasado unas malas estaciones por culpa de las sequías. Decidieron separarse y adentrarse en territorios que hacia mucho que no pisaban. Unos pocos irian en busca de alguna fuente de agua mientras los demas buscarian nuevas zonas donde encontrar comida y cuidar de los jabatos.

Asi, el gran chaman, Gnarla, Warkuz y otros 5 miembros de la tribu se dirigieron a tierras hasta ahora desconocidas por el en busca de agua.

Tras un par de dias de viaje, encontraron un pequeño estanque, pero lo suficientemente grande para proporcionarle agua a la tribu por unos dias.

Bebieron un poco y cuando iban a emprender el viaje de vuelta, aparecio un grupo de Mralotis que practicamente los doblaban en numero. Al parecer aquellas eran sus tierras y no estaban dispuestos a dejarlos marchar.

Warkuz intento pensar rapido en alguna solucion que los permitiese salir de alli ilesos, pero al mirar a su alrededor vio que ya era tarde. Los Mralotis no tenian intencion de dejarlos marchar y los suyos ya estaban preparados para el combate.

La cosa no pintaba nada bien, ellos eran 7, 8 si lo contaban a el, pero el ni era una guerrero ni tenia la fuerza de sus compañeros y los otros los doblaban en numero y no se les veia afectados como a ellos por la falta de comida y agua durante dias.

En un abrir y cerrar de ojos, todo a su alrededor se convirtio en un terrible caos. Embestidas, sangre, polvo y gritos de dolor por todos lados. Miro a su derecha y vio como el viejo chaman aplastaba la cabeza de uno de los Mralotis con sus pezuñas mientras clavaba sus imponentes colmillos en otro. Un poco mas alla, uno de los suyos caia abatido ante la carga de 2 de aquellas bestias. A su izquierda, vio a Gnarla pelear de tu a tu con un ejemplar bastante mas grande que el, mientras tanto, el lo unico que podia hacer era tirarles piedras usando su honda.

Le dió a uno en la cabeza, pero solo parecio enfurecerlo mas aun. Lo tenia justo en frente, daba igual lo que hiciese, no podria correr mas que el y no habia forma posible de que pudiese ganar aquella lucha. Conocedor de su destino, cerro los ojos aguardando su fin. Entonces un fuerte ruido le hizo abrir los ojos. Gnarla lo habia embestido y ahora sus tripas se arrastraban por el suelo.


- "Ya estabas durmiendo?" - Bromeo el jabali

- "No queria hacer yo todo el trabajo" - Dijo el con un sonrisa.

Pero esa sonrisa pronto se desdibujo de su cara. En un parpadeo, Gnarla estaba en el suelo. Con una fuerza brutal, lo habian embestido y 5 Mralotis lo rodeaban.


- "Corre!!" - Le dijo, mientras intentaba ponerse en pie para plantarles cara.

Por un momento dudo en que hacer, se giró para huir, echo la mano al cinto y dio un par de pasos antes de pararse en seco. Alli, en aquella bolsita que estaba tocando, tenia los fetiches con los que el gran chaman le habia estado ayudando a canalizar el poder de los espiritus. No tenia la fuerza suficiente para enfrentarse a ellos, no era lo suficientemente rapido y no era capaz mas que de crear un par de llamas entre sus manos que no duraban mas de unos minutos, pero tenia que intentarlo.

Saco su fetiche, intento concentrarse y canalizar sus fuerzas a traves del mismo para ayudar a su amigo. Nada, no era capaz, el cuerpo entero le temblaba, habia gritos por todos lados, su amigo estaba siendo gravemente atacado y ni siquiera el tenia la suficiente confianza en si mismo de que hubiese algo que pudiese hacer.

Cuando por fin consiguio concentrarse, de sus manos no salio mas que una pequeña llama que no habria conseguido ni siquiera prender los pastos, ya secos despues de tanta sequia.

En ese momento, Gnarla cayó con un grito casi mudo. La sangre brotaba de varias partes de su cuerpo, su colmillo izquierdo se habia roto por la mitad y el no habia hecho nada por evitarlo. Ante aquella vision, su cuerpo dejo de temblar de repente, se quedo inmovil, el fetiche que agarraba con fuerza cayó de su mano. Sus ojos, siempre de color verde empezaron a iluminarse como el fuego, a su alrededor el aire comenzó a hacerse cada vez mas denso, a calentarse y a adquirir cierto olor a azufre. No duró mas de 2 segundos. Una explosion de aire y tierra arrasó todo a 10m alrededor suyo. Alli permaneció, de pie, inmobil durante apenas un segundo. Cuando volvió en si, todo a su alrededor eran gritos de agonía, la hierba, las flores, todo a su alrededor estaba arrasado. Las bestias que hasta hacia unos segundos estaban atacando a su amigo, se retorcian y gritaban entre terribles sufrimientos mientras el pelo y la piel se les caia y la carne se les despegaba de los huesos a consecuencia del efecto del acido que habia sido clavado en sus cuerpos.

Ignorando todo aquello, corrio hacia su amigo, uso todas las hierbas, raices, tierras y demas elementos que guardaba en sus bolsitas, intentando que alguna de ellas salvase su vida. Noto una presencia justo tras el, no sabia que o quien era, pero le daba igual, su amigo necesitaba su ayuda y eso era lo unico que tenia en mente. Por suerte, era el anciano chaman, todo habia acabado ya.

El chaman recobró su forma humana, estaba lleno de sangre, no se sabia cuanta era suya y cuanta de los que yacían en el suelo. Hizo a un lado a su aprendiz y entono unos canticos que hasta ahora nunca habia escuchado. A su alrededor, se formo un aura brillante y con sus manos toco el cuerpo de Gnarla, que de pronto empezo a moverse levemente, volviendo a respirar.

La busqueda de agua habia costado un precio demasiado alto y del que dificilmente podrian recuperarse. De los 8 que partieron, solo ellos 3 volvieron con vida, y uno de ellos no se sabia por cuanto tiempo debido a las graves heridas que sufria Gnarla.

Pasaron varios días en los que Warkuz solo se separaba de su amigo para ir en busca de nuevas plantas con las que tratarlo. Finalmente, sus heridas fueron sanando y poco a poco empezó a recuperarse. Desde ese dia, se volvieron inseparables.

Un mes mas tarde, mientras dormia, tuvo un sueño en el que una voz le hablaba. A la semana, el sueño se repitio, pero esta vez ademas de la voz, se podia ver una especie de silueta.

Warkuz, preocupado por si habia sido manchado por el caos, pidio ayuda al viejo chaman. Lo vio en lo alto de un monticulo, parecia estar en trance.


-"Si estas aquí entonces es que tu tambien lo has visto" - Le dijo mientras Warkuz se acercaba

-"¿Que es lo que he visto? ¿Estoy marcado por la oscuridad o algo aun peor?" - Pregunto con tono temeroso

-"No, significa que por fin has crecido, antes estabas con la tribu, ahora eres un miembro de pleno derecho de la tribu. Lo que has visto es tu espiritu guía, el te ayudará, te aconsejará y te dira que debes hacer cuando estes completamente perdido"

-"Tambien teneis uno?

-"Fue él quien hizo que no te comiese el dia que te encontramos" - Dijo mientras disimulaba una sonrisa.

-"¿Y que he de hacer ahora entonces?"

-"Ahora debes marcharte, eres un miembro de nuestra tribu, llegaste con apenas 10 años y ahora tienes casi 30, los espiritus por fin te han aceptado, pero debes demostrarle al gran Mralot que eres digno de pertenecer a sus hijos. Hay un lugar, conocido como la isla de los grifos, hacia alli debes dirigirte"

-"¿Por que alli? ¿Que debo de hacer alli?"

-"Buscar, aprender, crecer. No se me ha revelado el que debes hacer alli, pero los espiritus me han hablado. Alli encontraras algo que tal vez pueda librarnos de una vez de nuestra maldición. Quizas algun antiguo objeto, un poder que no conocemos o alguien que tenga mas respuestas. Has sido un miembro muy valioso de esta tribu, llegaste siendo un simple humano y ahora eres uno de nosotros que camina a 2 patas. Contigo la tribu se ha fortalecido y no me gusta que tengas que partir, pero es algo que debes hacer tú solo."

Tras años de dedicacion y aprendizaje, por fin se habia convertido en uno mas, no en un "acompañante" de viaje, sino en un miembro mas de la tribu, ahora, por designios del destino, debia marcharse para salvar a su pueblo, su familia.

-"Sabeis algo de lo que pueda encontrarme alli o en el camino a la isla?"

-"No, solo puedo aconsejarte que tengas cuidado con los humanos. Ya has tratado con ellos antes, pero alli hay fuerzas muy poderosas, vigila bien a quien te acercas y en quien confias, recuerda que tienes a los espiritus de tu lado, pero no siempre van a poder estar ahi para ayudarte"

-"Para eso estare yo" - Dijo una voz tras ellos. - "No voy a dejar que vaya solo. Todos sabemos que sin mi no es capaz ni de encontrar unas simples bayas" - Dijo Gnarla en tono burlón mientras se acercaba

-"Que así sea entonces" - Dijo el viejo chaman. -"Que los espiritus os guien y el gran Mralot os de fuerzas, esperaremos vuestro regreso para recuperar la gloria y paz que una vez tuvo nuestra tribu"

Y asi, con sus bolsitas llenas de semillas, hierbas y otras plantas y sin nada mas que sus ropajes, partieron Warkuz y Gnarla camino a su nuevo destino.


Volver a “Historias Personales”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Limited
Traducción al español por phpBB España
 

 

cron